frontpage statistics
CPU cooling fans

Una pura y dos con sal: La Calle de los Nanches .post-body img#new { margin:0; padding:0; border:none; }

10 sept. 2010

La Calle de los Nanches



Justo frente a mi casa hay una callecita que tiene una banqueta en donde hay plantas de sábila, y un árbol de nanches, una frutilla pequeña, amarilla, redonda y de un agradable aroma.


Cierto día, el caballero con el cual tengo la fortuna de compartir mi vida, tuvo la ocurrencia de poner una de esas pequeñas frutitas en la punta de una de las sábilas, se miraba tan curiosita y coqueta la plantita que el muy pícaro se dio a la tarea, de poner nanches en las sábilas, todos los días, él es mucho más madrugador que yo, así que cuando paso por ahí, para ir a mi trabajo, que está a tan solo dos cuadras, ya me toca ver a los nanchecitos, que alegremente toman el sol ensartaditos en las puntas de sus anfitrionas, se ven tan lindos que pareciera que son frutos que nacen de ellas, hay veces que los frutillos son tantos que alcanza para llenar los picos de las cuatro tristes sábilas, hay días que la cosecha no es tan fructífera, y solo se pueden poner 1 o 2 por planta, al yo pasar y verlos me imagino a mi marido recogiendo y ensartando nanches a hurtadillas, previendo que algún vecino amargado le pueda reclamar por la trastada, ya saben, no faltan las personas que no ven la belleza de las pequeñas y sencillas cosas de la vida.


Los días, que por alguna razón, no puede cometer su fechoría, las sábilas me parecen simplonas y sin gracia.


Pareciera que “perder el tiempo” ensartado nanches en las puntas de las sábilas, es una tontería, pero cada mañana, esos nanchecitos me recuerdan que el hombre que me ama, tiene el corazón de un niño travieso, que no solo recolecta frutillas, también cosecha las sonrisas que caen de mis labios al pasar por esa alegre callecita.

3 Comentarios Puros y Salados:

Flor de Asfalto dijo...

Ay que bonito!, mira que hoy en dia es cada vez mas comun que las personas perdamos el interes en esas pequeñas cosas.

Yo habia perdido ese interes, pero una vez asimilado y aceptado el cambio y el giro total que dio mi vida...creeme que ahora todo lo veo diferente, empiezo a disfrutar nuevamente de un amanecer, del olor de las flores, de la lluvia a las 6 de la tarde....etc.

Saludos al Conde!!!

El Chinguetas dijo...

aww pura ternura con mis amigas las puras y las saladas! sin embargo, confieso que soy parte del ejercito de gente cursi y desequilibrada que detiene por unos instantes el mundo para arrancar con muchisimo cuidado un diente de leon, tan solo para despues soplar sus particulas diamantinas por el firmamento...
besos puros y salados!!
Hector

Lady Manhattan dijo...

Ay comadreja cada vez que leo este hermoso relato me pongo a llorar...creeme que quiero al Conde reteharto, me encanta ser su amiga!